Colesterol y menopausia.

Los estrógenos son un factor protector de la salud y un actúa contra los problemas cardíacos.  Durante la menopausia y después de esta suele bajar el nivel de esta hormona y esto favorece el desarrollo del LDL o colesterol malo y el descenso del colesterol HDL o bueno.

La bajada del nivel de estrógenos en el organismo, hace aumentar las reservas de grasas corporales y cambia su distribución en el cuerpo. Determinando así que aumente el colesterol total, en especial el malo o LDL.

Mantener niveles alto de LDL o colesterol malo después de la menopausia, puede producir el engrosamiento de la placa de las arterias, a lo que hay que sumarle la acumulación de grasas, lo que impide el paso adecuado de la sangre a todo el organismo, principalmente al corazón.

 No solo durante y después de la menopausia, sino siempre que se diagnostique colesterol malo alto, lo primero que se recomienda es modificar los hábitos alimenticios y evitar la vida sedentaria. Reducir la ingesta de grasa saturada de origen animal como carnes rojas, manteca, embutidos, etc... y favorecer el consumo de grasa insaturada como los pescados, semillas como el girasol y aceite de oliva: pescados como el bacalao, el salmón, la sardina, entre otros, son ricos en omega 3 y omega 6 que facilitan una rápida reducción del colesterol en la sangre y ayudan en la eliminación de impurezas en el organismo.

El problema de la hipertensión: ENLACE.

1 comentario:

  1. La menopausia se da en las mujeres cuando la concentración de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona empieza a disminuir. El cuerpo deja de producir óvulos y desaparece la menstruación. Es un suceso natural que forma parte de la vida de las mujeres. Tiene lugar entre los 45 y los 55 años. Eso le sucedió a mi madre, y por recomendación de mi novio opté por ayudarle en su proceso usando una guía que navegando por Internet encontré el sitio http://www.remediemos.com/salud16.htm lleno de útiles y sabios consejos. Apenas leí el sitio, supe que esto era lo que mi madre necesitaba y decidí ordenarlo. Ya han pasado 3 meses desde ese día y mi madre sigue agradeciéndome por “el mejor regalo que recibió en su vida”. Hoy es otra persona, con una mirada feliz, y una sonrisa enérgica”. Espero sea de utilidad mi comentarios, saludos.

    ResponderEliminar