Senos y menopausia.

Senos dolorosos, hinchazón o viceversa, apariencia caída... son algunos de los síntomas o cambios que pueden producirse en los senos durante la menopausia.

Ten en cuenta que ahora los niveles de estrógenos se empiezan a reducir, menos ovarios, retrasos de menstruaciones, menor funcionalidad reproductiva de tu cuerpo y por tanto también de tus senos. Es normal, que al pasar por todo este proceso de la menopausia tus senos sientan una caída del vigor anterior, biológicamente ya no tienes que dar de mamar. Y esto, aunque no es un problema, sino una cuestión de estética, muchas mujeres le dan mucha importancia y llegan a sentirse deprimidas o desilusionadas. Cremas, sujetadores, cirugía estética o una buena postura hará que los senos luzcan más levantados.

En cuanto a los senos dolorosos durante la menopausia. Entras en una edad en que debes realizarte controles médicos. Y el dolor en las mamas no tiene que ver generalmente con la menopausia, al contrario... Pero por la edad, debes acudir al médico para que te realice controles y seguimientos, sobre todo si tienes un dolor frecuente o constante e inexplicable, o una masa dura en el interior del seno, además hay que tener en cuenta, que el tipo de cáncer mamario no tiene porqué presentar ningún dolor. Por eso se recomienda hacerse mamografías a partir de los 40 años una vez cada dos años.

En los hombres sucede algo parecido, en la próstata y el examen es menos digno que una mamografía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada